Luna nueva

ritual 3low.jpg

La luna nueva es como una página en blanco en un cuaderno, como un estado limpio, como despertarse después de una larga siesta, lista para lo que el día te reserva.

Es el comienzo de un nuevo ciclo energético, y es el día en que podemos sumergirnos más profundamente en nuestras sombras y en el abismo de nuestros corazones y almas. La luna nueva, también conocida como la luna oscura, es cuando fijamos objetivos  para el mes que tenemos por delante. El poder de la luna nueva es más fuerte en el día en que se dá , y potente por dos días y medio antes y después de esto.


La luna nueva es un buen momento para plantar semillas y establecer metas. Puedes crear un ritual mensual a partir de esta fase lunar leyendo tus cartas de tarot, observando tu vida y tu salud espiritual, física y mental, y averiguando dónde necesitas más apoyo. Incluso si no hay nada nuevo que necesites plantar, puede haber algo de los meses o temporadas pasadas que necesite nutrirse.


La luna nueva también es un momento en que podemos eliminar lo que ya no nos sirve. Si bien este trabajo pueda ser igualmente realizado durante la luna menguante, eliminar la energía negativa en la fase más oscura de la luna.


Preguntas motivadoras para la fase de la luna nueva: ¿Qué es lo que pretendo crear y alimentar durante este ciclo lunar? ¿De qué necesito más en mi vida para sentirme realizada? ¿Qué pasos puedo tomar para cultivar pasiones nuevas o existentes? Intentá escribir una lista de objetivos de lo que se desea lograr en el próximo mes.


Un ritual simple para manifestar:


Vas a necesitar: una vela, una hoja de papel y una birome; un escarvadiente. Opcional: cualquier aceite, hierbas y cristales asociados con tu objetivo.


  • Dinero / abundancia: una vela verde, canela, jengibre o aceite de pachulí.

  • Amor: una vela rosa, pétalos de rosa, ylang-ylang o aceite de jazmín.

  • Salud: una vela blanca, eucalipto, ciprés o aceite de cilantro.

  • Creatividad: una vela naranja, menta, salvia o aceite de mandarina.



Paso 1: Conectar con tu energía:


Para empezar, tomate tu tiempo para hacer respiraciones profundas. Sintiendo que tu  conexión con la Tierra se hace más y más fuerte. Visualizá una esfera de energía protectora blanca que se forma a tu alrededor.


Paso 2: Escribí tu intención y prendé la vela.


Escribí tu intención, o pedido, en un pedazo de papel. Luego escribí una oración o unas pocas palabras en tu vela sobre lo que quieres manifestar. Use un escarvadientes, un alfiler o una aguja para tallar en la vela, de abajo hacia arriba. Usando el aceite de tu elección, pone un poco en tus manos y cubrí la vela con él, para atraer energía a la vela.


Paso 3: Mentaliizar.


Sentir  realmente lo que queres; ¿Cómo sería recibir lo que estás pidiendo? Mantené esto cerca de tu corazón mientras lees tu papel a la vela, pidiendo al Universo, a tus guías, ángeles o deidades por apoyo y compasión con respecto a lo que deseas manifestar. Declara tu intención, luego poner el papel cerca de la vela (o podes quemarlo si quieres, repitiendo tu intención).


Paso 4: Puesta a tierra y liberación.


Una vez que ya declarastes lo que deseás, toma un momento para sentarte y conectar con ello. Presiona tu frente contra el suelo y libera cualquier exceso de energía en la Tierra.




Luciana Markulin